Un centenar de agustinos se reúnen en Madrid por Navidad

El día 26 de diciembre, en el Colegio Ntra. Sra. del Buen Consejo de Madrid, se han reunido un centenar de religiosos agustinos para celebrar la Navidad. Provenientes de diferentes comunidades que tiene la Provincia agustiniana de San Juan de Sahagún en España y Portugal, han estado acompañados del obispo, Mons. Luis Marín de San Martín, OSA.

Desde hace bastantes años, el día siguiente a la Navidad, se encuentran religiosos agustinos de diferentes edades y apostolados para celebrar juntos, como provincia, el nacimiento de Jesús. En esta ocasión, han contando con la presencia del Subsecretario de la Secretaría del Sínodo, el obispo agustino Mons. Luis Marín, quien presidió la Eucaristía.  

En la homilía, recordó cómo vivían en su familia la Navidad, especialmente lo referente a la colocación del Belén, tarea en la que se implicaban todos. Con ello, trajo a la memoria lo que seguramente experimentaron también en su día, muchos de los religiosos presentes en la celebración.

Mons. Luis señaló que la Navidad no es un espectáculo para contemplar, sino un misterio a asumir. Para él, sólo el humilde puede abrirse al misterio de la humildad del Dios que se encarna. Un misterio que se hace realidad en las personas y situaciones del mundo actual, aquí y ahora. Por eso Jesús nace en cada ser humano y en cada acontecimiento.

Para el obispo de la Orden de San Agustín, el Belén no se trata de una escena de cartón piedra, ni de asistir a una representación. Cada uno de nosotros es un personaje del Belén, forma parte de este acontecimiento, y debe responder a lo que él llama la “provocación de Dios”. En el nacimiento unos se mueven hacia el portal, otros siguen en sus quehaceres como si tal cosa, otros incluso dormitan. Ante esto, Mons. Luis Marín lanzó a los presentes la pregunta ¿Dónde te sitúas tú con tu propia historia?

Continuó afirmando que no se puede quedar uno en el Belén; no se puede prescindir de todo lo que viene después. Ese Niño en el que se ha encarnado el Verbo de Dios, es el hijo obediente de María y José, el Jesús de la vida pública, el mismo que muere en la cruz y resucita. El Dios con nosotros, el Dios para nosotros. Pero ¿dónde se hace presente, se nos da y se queda totalmente, hoy, ahora? ¿Dónde? Unas preguntas a las que Mons. Luis remitió las respuestas de la Madre Teresa de Calcuta, de San Elredo de Rieval, un monje cisterciense anglosajón del siglo XII, y del mismo San Agustín.

Finalmente, señaló que, al celebrarse en esa jornada la fiesta de san Esteban, el día siguiente a la Navidad, se quiere subrayar el estrecho vínculo entre encarnación y martirio. San Esteban, que derrama su sangre por amor a Cristo, se une al Hijo de Dios, que nace y muere para dar vida al mundo.

Antes de la bendición solemne del final de la Eucaristía, todos los participantes recitaron una oración de acción de gracias.

Seguidamente, tuvo lugar una comida fraterna en el comedor escolar del Colegio Ntra. Sra. del Buen Consejo, con lo que se dio por concluida la celebración de la Navidad por parte de los religiosos agustinos de la Provincia agustiniana de San Juan de Sahagún.

Descarga aquí la homilía completa.

También te puede interesar

XIII Curso sobre los Orígenes del Cristianismo en Valladolid

Del 8 al 12 de julio 2024 se ha impartió en el Estudio Teológico Agustiniano de Valladolid el XIII Curso de posgrado “Orígenes del...

Evangelio del XVI Domingo del T.O., según San Agustín

Cuando los discípulos vuelven de su misión, de anunciar el Reino de Dios, Jesús les invita a descansar, a estar junto a Él. San...

V Encuentro Internacional de Laicos Agustinos, en Roma

Casi un centenar de laicos, procedentes de distintas circunscripciones que tiene la Orden de San Agustín en el mundo, han participado, del 10 al...

La Parroquia de Los Negrales celebra la Virgen del Carmen

La Parroquia Nuestra Señora del Carmen, que atienden los religiosos agustinos en Los Negrales (Collado Villalba-Madrid) ha honrado a su patrona con un amplio...