Religiosos agustinos de ejercicios espirituales en El Escorial

Del 23 al 27 de marzo, el Real Centro Universitario Escorial-María Cristina (Madrid), ha acogido una tanda de Ejercicios Espirituales.

Del 23 al 27 de marzo ha tenido lugar en las instalaciones del Real Centro Universitario Escorial-María Cristina (Madrid), la tanda de Ejercicios Espirituales programada por la Comisión de Formación y Animación de la Vida Religiosa para los religiosos agustinos de la Provincia Agustiniana de San Juan de Sahagún, residentes en España y Portugal.

En dichos ejercicios se han reunido una veintena de agustinos provenientes de diversos lugares. La mayoría de ellos residentes en casas religiosas situadas dentro de la Comunidad Autónoma de Madrid, aunque también había algún participante llegado de Salamanca, Málaga y Calahorra (Logroño).

Estos cinco días de retiro se plantean siempre como un momento importante y único en el año para reflexionar, rezar, celebrar y vivir juntos religiosos agustinos de diversas comunidades. Las Constituciones de la Orden de San Agustín los establecen como un medio fundamental para el cuidado de la vida espiritual, para la renovación del seguimiento de Jesucristo.

Reflexiones

En esta ocasión, ha sido el P. Vicente Botella, O.P, profesor en la Facultad de de Teología San Vicente Ferrer de Valencia, quien ha dirigido los ejercicios espirituales. Los ha planteado como una “visita guiada” por algunas escenas evangélicas, de tal manera que los ejercitantes pudieran contrastar su vida con la enseñanza clara de cada una de las mismas.   

Hilvanando los textos evangélicos se ha adentrado en temas claves del caminar creyente: La llamada – vocación; la luz y la ceguera; los postergados; la centralidad de la Palabra; y la otra orilla.

Un camino de conversión vivido de la mano de los encuentros de los primeros discípulos con el Señor; instruidos por tres ciegos sanados; animados por los postergados que fueron levantados; e iluminados por la Palabra que da vida, para llegar al final a la otra orilla, la orilla de la fe que necesita ser revitalizada.

Convivencia

Como indica uno de los participantes “hemos estado convocados a la conversión, un desafío permanente; hemos vivido los ejercicios en un estupendo clima de comunión, aprovechando los momentos de escucha, de reflexión personal, de celebración litúrgica, de encuentro fraterno”.  

Al final, la despedida el día 27 con el corazón puesto en la cercanía de la Pascua de Jesús, que cada uno iba a celebrar en su comunidad o donde le tocara. El deseo de los religiosos agustinos presentes en los ejercicios espirituales no podía ser otro que “nos encontremos con el resucitado para vivir nuevas escenas del evangelio y hacerlas camino”.

En opinión de todos los presentes “estos días son siempre un regalo para el espíritu. Gracias a Dios por el regalo y gracias a todos los que lo han hecho posible”.

También te puede interesar

Los colegios agustinos celebran la Conversión de San Agustín

El 24 de abril se recuerda la Conversión de San Agustín, un momento crucial en la vida del santo. En muchos colegios agustinos de...

Evangelio del IV Domingo de Pascua, según San Agustín

Respecto al evangelio del IV Domingo de Pascua, domingo del Buen Pastor, San Agustín nos recuerda cómo los pastores deben seguir al único Pastor...

X Olimpiadas Agustinianas en el Colegio Agustiniano de Madrid

En el fin de semana del 13 y 14 de abril, se han celebrado las X Olimpiadas Agustinianas organizadas por la Federación Española de...

Agustinos provenientes de África y Asia, misioneros en Bélgica

Hace en torno a quince años, los agustinos de la Provincia de Bélgica decidieron que el carisma agustiniano no se podía perder en su...