Ordenación de diáconos en la Basílica del Monasterio de El Escorial (Madrid)

El 29 de julio, la Basílica del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial acogió la celebración de ordenación de cuatro nuevos diáconos.

El pasado 29 de junio, solemnidad de San Pedro y San Pablo, cuatro hermanos agustinos (Fr. Yoandri Silva Calzadilla, Fr. Kenndy St-Fleur, Fr. Carlos Alberto Corcho Ramos y Fr. Marcos Vinizio Segura González) fueron ordenados diáconos por la imposición de manos y oración consecratoria de Mons. Luis Marín de San Martín, OSA.

La celebración contó con la participación de un gran número de sacerdotes agustinos, de la Escolanía de El Escorial, amigos y familiares de los ordenados.

Al terminar la eucaristía, Fr. Yoandri Silva pronunció, en nombre de sus hermanos, un discurso de agradecimiento por todos los favores recibidos, por la acogida recibida en la Orden de San Agustín, por los equipos y casas de formación, y por todas las personas que, de una forma u otra, les impulsaron a continuar dentro del proceso formativo.

Posteriormente, el P. Carlos Alonso, Secretario Provincial, hizo lectura del documento de afiliación  a la Orden de San Agustín de los padres de los nuevos diáconos. De esta manera, se hacen participes de los bienes espirituales de la misma. El documento lo entregó, en nombre del Prior General, el Prior Provincial, P. Domingo Amigo González.

Fue una celebración llena de emoción y alegría; vivida con profunda fe y solemnidad. Ahora, Fr. Yoandri Silva Calzadilla (Delegación de Cuba), Fr. Kenndy St’ Fleur (Vicariato de Antillas), Fr. Carlos Alberto Corcho Ramos (Vicariato Santo Tomás de Villanueva) y Fr. Marcos Vinicio Segura González (Provincia San Juan de Sahagún), tras haber culminado el proceso de formación inicial, emitido los Votos Solemnes e incorporados al Orden de los Diáconos, se preparan para realizar su experiencia pastoral, durante un año, en diversas zonas de misión pertenecientes a la Orden de San Agustín.

Homilía

La celebración la presidió Mons. Luis Marín de San Martín, OSA quien, en su homilía, subrayó que el encuentro con Cristo es siempre transformante y explicó que la ordenación al diaconado es una llamada a la autenticidad, a la novedad y al servicio: «No somos nosotros el punto de referencia, sino Él. Y en el encuentro con el Señor, solo en el encuentro con Él somos liberados y transformados para ser apóstoles».

«Hemos sido convocados a algo grande -dijo a los cuatro jóvenes- Por favor, no hagamos del Evangelio una costumbre. La llamada se renueva cada día, como cada día debe renovarse la respuesta». Y, añadió, que solo desde esta novedad profunda y fundante, podemos ser apóstoles para que el mundo crea».

Mons. Luis Marín terminó diciendo a los cuatro nuevos diáconos: «Que el servicio configure lo que sois y lo que hacéis durante toda vuestra vida. No tengáis miedo a desgastaros, y a mancharos con el barro del camino».

También te puede interesar

XXX Asamblea General de Superiores Mayores de la CONFER

Los días 21, 22 y 23 de mayo ha tenido lugar la XXX Asamblea General de Superiores Mayores de la CONFER, en la que...

Nueva reliquia de Santa Rita en la Iglesia San Agustín de Málaga

Con ocasión de la festividad de Santa Rita, a la que tanta devoción se tiene en la familia agustiniana, y que se celebra cada...

Primera promoción del título de Experto en Pastoral Educativa

El Equipo de Titularidad de la Provincia Agustiniana de San Juan de Sahagún ha querido, en los últimos años, ofrecer formación pastoral y acompañamiento...

La Fundación REDA apuesta por la formación de los jóvenes

La Fundación Red Agustiniana para la Educación y el Desarrollo (REDA) es una entidad sin ánimo de lucro de la Provincia Agustiniana de San...