Mons. Robert Prevost, OSA, creado cardenal de la Iglesia Católica

Mons. Robert Prevost, OSA, ha sido creado cardenal de la Iglesia católica, en Roma, el sábado 30 de septiembre.

El 30 de septiembre, en la Plaza de San Pedro, 19 obispos y 2 presbíteros fueron creados cardenales de la Iglesia Católica por el Papa Francisco. Entre ellos, el que fuera Prior General de la Orden de San Agustín y obispo de Chiclayo, el actual Prefecto del Dicasterio para los Obispos, monseñor Robert Francis Prevost OSA.

En nombre de los 21 nuevos cardenales, intervino Mons. Robert Prevost, que se refirió a la humildad en el servicio, a la radicalidad evangélica y al espíritu sinodal: «nos sentimos exhortados a buscar la radicalidad evangélica en todas nuestras acciones, a orientar nuestro pensamiento hacia una lectura de la Iglesia y del mundo que quisiéramos ver con una mirada capaz de comunicar el amor y la misericordia de Dios«.

El cardenal agustino hizo hincapié en la humildad y el servicio, que van unidos a este ministerio. Humildad para, si es necesario, «servir hasta la sangre», símbolo de la púrpura cardenalicia.

También en el trabajo sinodal, en el que está inmersa la Iglesia en todo el mundo: «La belleza de la universalidad de la Iglesia que se manifestará en el desarrollo del Sínodo será un signo muy importante, que podrá hablar de la misión que todos los bautizados hemos recibido, en comunión con el Sucesor de Pedro y en la profesión de la misma fe».

El actual Prefecto del Dicasterio para los Obispos, terminó sus palabra dirigidas al Papa, esperando que «estas nuevas ‘bisagras’ que hoy estableces, contribuyan a que la puerta de la Iglesia universal esté más dispuesta a abrirse, más rápida para acoger, más capaz de escuchar a todos».

Entrevista al cardenal Robert Prevost

Apenas unos días antes de la reunión del Consistorio, el cardenal Robert Prevost concedió una entrevista al equipo de comunicación de la Curia General. En la misma habló de diversos asuntos de interés como, por ejemplo, de las cualidades que debe reunir un obispo en la actualidad.

En este sentido, señaló que «el Papa Francisco lo ha dejado muy claro muchas veces. No quiere obispos que vivan en palacios. Quiere obispos que vivan en relación con Dios, con el resto del episcopado, sacerdotes y, especialmente, con el Pueblo de Dios. Una relación que refleje la compasión y el amor de Cristo, creando comunidad, aprendiendo a vivir lo que significa ser parte de la Iglesia de una manera integral, que incluya mucha escucha y diálogo».

Respecto a los retos a los que se enfrenta la Iglesia, ha insistido en que la misión de la Iglesia ha sido la misma desde hace 2000 años. Indica Mons. Prevost que, «a la hora de enumerar nuestras prioridades y evaluar los retos que tenemos frente a nosotros, tenemos que saber que las urgencias de Italia, España, Estados Unidos, Perú o China, por ejemplo, es más que probable que no sean las mismas.

Pero hay una cosa que es igual en todas partes: el reto subyacente que Cristo dejó a los católicos de predicar el Evangelio y que éste sea el mismo en todas partes».

Ante el descenso vocacional, el cardenal propone un cambio en el enfoque de este fenómeno. Así, señala que: «nuestra prioridad tiene que ser vivir la buena noticia, vivir el Evangelio, compartir el entusiasmo que puede nacer en nuestros corazones y en nuestras vidas cuando descubrimos realmente quién es Jesucristo. Cuando seguimos caminando unidos a Cristo, en comunión unos con otros, en esa amistad con el Señor y comprendiendo lo grande que es haber recibido ese don, surgen las vocaciones».

Puedes leer aquí la entrevista completa realizada por el Equipo de Comunicación de la Curia General.

El cardenalato

La razón de ser de los cardenales no es el prestigio o el poder, sino el servicio. El término proviene del latín y significa «bisagra», en alusión a una pieza que sirve de unión y sobre la que otras giran.

Normalmente, son obispos a los que se crea cardenales, pero esto no es una norma fija; puede ser cardenal un presbiterio. Aún más, en el pasado hubo el caso de algunos laicos que accedieron al cardenalato. Actualmente, si a un presbítero se le promueve a este puesto, debe recibir la consagración episcopal.

A los cardenales «se les crea» en una ceremonia especial, llamada consistorio, que el Papa Francisco presidió el pasado sábado, 30 de septiembre, y que ha sido el noveno consistorio convocado durante su pontificado. Los cardenales, juntos, forman el Colegio cardenalicio.

Su principal función es ayudar al Papa en su servicio a la Iglesia, como presidentes de los principales organismos de la Curia, como pastores de las principales diócesis del mundo y asesorándole en la toma de determinadas decisiones. Los cardenales menores de ochenta años son, además, los encargados de elegir al nuevo pontífice, reunidos en Cónclave, cuando la sede está vacante.

También te puede interesar

XXX Asamblea General de Superiores Mayores de la CONFER

Los días 21, 22 y 23 de mayo ha tenido lugar la XXX Asamblea General de Superiores Mayores de la CONFER, en la que...

Nueva reliquia de Santa Rita en la Iglesia San Agustín de Málaga

Con ocasión de la festividad de Santa Rita, a la que tanta devoción se tiene en la familia agustiniana, y que se celebra cada...

Primera promoción del título de Experto en Pastoral Educativa

El Equipo de Titularidad de la Provincia Agustiniana de San Juan de Sahagún ha querido, en los últimos años, ofrecer formación pastoral y acompañamiento...

La Fundación REDA apuesta por la formación de los jóvenes

La Fundación Red Agustiniana para la Educación y el Desarrollo (REDA) es una entidad sin ánimo de lucro de la Provincia Agustiniana de San...