¡Feliz Pascua de Resurrección!

Con su resurrección, nuestro Señor Jesucristo convirtió en glorioso el día que su muerte había hecho luctuoso. Por eso, trayendo solemnemente a la memoria ambos momentos, permanezcamos en vela recordando su muerte y alegrémonos acogiendo su resurrección. Ésta es nuestra fiesta y nuestra Pascua anual; no ya en figura, como lo fue para el pueblo antiguo la muerte del cordero, sino hecha realidad, como a pueblo nuevo, por la víctima que fue el Salvador, pues ha sido inmolado Cristo, nuestra Pascua, y lo antiguo ha pasado, y he aquí que todo ha sido renovado” (San Agustín, Ser. 221,1).

 

Madrid, 31 de marzo de 2018

Queridos hermanos:

En esta solemnidad os invito a vivir la alegría de la resurrección del Señor.

El Señor nos convoca a vivir cada día la novedad de la Pascua abiertos a su luz y experimentando con gozo su presencia resucitada en nuestras comunidades.

Celebrar la Pascua es una invitación a la renovación y a la apertura; a recorrer juntos los caminos del Espíritu; es una invitación a abrirnos a su palabra; a buscar juntos y recorrer unidos los caminos de renovación de la vida religiosa agustiniana.

Muchos son los desafíos del momento presente en nuestra vida y en nuestras obras. Recorramos el camino haciendo nuestra la experiencia pascual de los apóstoles y de la primitiva comunidad cristiana. La presencia pascual de Cristo en nuestras vidas nos permite iluminar los signos de los tiempos buscando siempre lo mejor para la Iglesia, para la Orden y para cada uno de nosotros.

Que la celebración de la Pascua nos dé la fuerza y el valor que movió a los apóstoles a dar testimonio de Jesucristo con su palabra y con sus vidas.

¡Feliz Pascua de Resurrección para todos!

Un abrazo fraterno,

P. Domingo Amigo OSA, Presidente de la Federación