Evangelio del XX Domingo del T.O., según San Agustín:
«Deseaba las migajas que caían de la mesa, e inmediatamente se encontró sentada a la mesa» (Mt 15, 21-28)

Evangelio del XX Domingo del T.O., según San Agustín: 
"Deseaba las migajas que caían de la mesa, e inmediatamente se encontró sentada a la mesa" (Mt 15, 21-28)

Este pasaje del Evangelio es un poco difícil de entender hoy en día. Parece que Jesús desprecia a la mujer porque no quiere escucharle. Se ve la idea de elección de los judíos de que ellos eran el pueblo escogido.

Pero llama mucho la atención la postura de la mujer; su profunda fe, no creerse importante: también los perros comen las migajas que caen de la mesa. La fe de esta mujer es tan grande que salta los convencionalismos de su época. Así vemos que, según la costumbre judía, no podía estar a altura de los judíos; es invitada a comer en la mesa como un hijo más.

Idolatría

Aquella mujer cananea que iba gritando tras el Señor, ¡cómo gritó! Su hija sufría un demonio; estaba poseída por el diablo, pues la carne no está de acuerdo con la mente. Si ella gritó tan intensamente por su hija, ¡cuál debe ser nuestro grito en favor de nuestra carne y nuestra alma! Pues veis lo que consiguió con su gritar.

En un primer momento fue despreciada, pues era cananea, un pueblo malo que adoraba los ídolos. El Señor Jesucristo, en cambio, caminaba por Judea, tierra de los patriarcas y de la Virgen María, que dio a luz a Cristo: era el único pueblo que adoraba al verdadero Dios y no a los ídolos. Así, pues, cuando le interpeló una mujer cananea, no quiso escucharla. No le hacía caso precisamente porque sabía lo que le tenía reservado: no para negarle el beneficio, sino para que lo consiguiera ella con su perseverancia.

Discípulos

Le dijeron, pues, sus discípulos: «Señor, despáchala ya, dale una respuesta; estás viendo que viene gritando detrás de nosotros y nos está cansando». Y él replicó a sus discípulos: No he sido enviado más que a las ovejas de la casa de Israel que se han perdido. He sido enviado al pueblo judío para buscar las ovejas que se han extraviado. Había otras ovejas en otros pueblos, pero Cristo no había venido para ellas, porque no creyeron por la presencia de Cristo, sino que creyeron a su Evangelio. Por eso dijo: No he sido enviado más que a las ovejas; por eso también eligió personalmente a los apóstoles.

De esas mismas ovejas era Natanael, de quien dijo: He aquí un israelita en quien no hay engaño. De esas mismas ovejas procedía la gran muchedumbre que llevaba ramos delante del asno que montaba el Señor y decía: Bendito el que viene en el nombre del Señor. Aquellas ovejas de la casa de Israel se habían extraviado y habían reconocido al pastor que estaba presente y habían creído en Cristo a quien veían.

Perseverancia

Por lo tanto, cuando no atendía a aquella mujer, la dejaba para más tarde como oveja de la gentilidad. A pesar de haber oído lo que el Señor dijo a sus discípulos, ella perseveró gritando, y no se alejó. Y el Señor, dirigiéndose a ella, le dice: No está bien quitar el pan a los hijos y echárselo a los perros. La hizo perro, ¿por qué? Porque pertenecía a los gentiles, quienes adoraban los ídolos; pues los perros lamen las piedras. No está bien quitar el pan a los hijos y echárselo a los perros. Pero ella no dijo: «Señor, no me hagas perro, porque no lo soy», sino más bien: «»Dices la verdad, Señor, soy un perro». Mereció el beneficio por reconocer la verdad del insulto: pues donde quedó perpleja la iniquidad, allí fue coronada la humildad. Así es, Señor, dices la verdad; pero también los perros comen las migajas que caen de la mesa de sus señores.

Fe

Y entonces el Señor: ¡Oh mujer!, grande es tu fe; hágase según tú deseas.  Hace poco la llama perro, ahora mujer; ladrando se ha transformado. Deseaba las migajas que caían de la mesa, e inmediatamente se encontró sentada a la mesa. En efecto, cuando le dice: Grande es tu fe, ya la había contado entre aquellos cuyo pan no quería echar a los perros.

Sermón 154 A, 5

También te puede interesar

XXX Asamblea General de Superiores Mayores de la CONFER

Los días 21, 22 y 23 de mayo ha tenido lugar la XXX Asamblea General de Superiores Mayores de la CONFER, en la que...

Nueva reliquia de Santa Rita en la Iglesia San Agustín de Málaga

Con ocasión de la festividad de Santa Rita, a la que tanta devoción se tiene en la familia agustiniana, y que se celebra cada...

Primera promoción del título de Experto en Pastoral Educativa

El Equipo de Titularidad de la Provincia Agustiniana de San Juan de Sahagún ha querido, en los últimos años, ofrecer formación pastoral y acompañamiento...

La Fundación REDA apuesta por la formación de los jóvenes

La Fundación Red Agustiniana para la Educación y el Desarrollo (REDA) es una entidad sin ánimo de lucro de la Provincia Agustiniana de San...