P. Martin Nolan

Comunicado del Prior General con motivo del fallecimiento del P. Martin Nolan (1933-2018)

 

Roma, 10 de noviembre de 2018

Queridos hermanos y hermanas de la Orden de San Agustín:

Os envío este breve mensaje con profundos sentimientos de ternura, agradecimiento y pidiéndoos vuestras oraciones por nuestro querido P. Martin Nolan, que ha pasado a gozar definitivamente de la vida plena en el Señor.

El P. Nolan ejerció el servicio de Prior General desde el año 1983 a 1989. Durante este tiempo fue nuestro signo de unidad y de comunión en la Orden. Muchas son las personas que a lo largo de estos años me han preguntado por él, recordándole con afecto y agradecimiento. Todos los que lo conocimos más de cerca le recordamos con cariño por su cercanía y fraternidad, naturalidad e inteligencia. Muchos hermanos de la Orden, incluso, le pueden estar agradecidos por sus lecciones en diferentes disciplinas teológicas y Moral porque durante muchos años se dedicó a la enseñanza de estas materias.

Mis últimos recuerdos me trasladan a la visita que el año pasado hice a la Provincia de Irlanda. En nuestra casa de Ballyboden, donde se encuentran muy bien atendidos los hermanos más mayores de la Provincia de Irlanda, tuve la suerte de poder compartir con él momentos íntimos, tanto en el diálogo personal como en la oración y Eucaristía compartida con los hermanos. Me impresionó su sencillez y alegría en el servicio a los hermanos menos capacitados físicamente que estaban con él. Y siempre interesado y preocupado para que yo me sintiera bien acogido y en casa.

En nombre de la Orden agradezco toda su generosidad y servicio. Le doy gracias a Dios por su vida llena de dones y por todo lo que sirvió y trabajó por la Orden y por el anuncio del Evangelio. Muchos hermanos agustinos le debemos a él parte de nuestro ser.

Gracias a Prior Provincial, John Hennebry, y a los hermanos de la Provincia de Irlanda por su cuidado y por habernos mantenido siempre informados de su situación cuando su salud lo requería. Nos unimos a ellos en el dolor y en la esperanza.

Que su resurrección a la Vida nos llene a todos de alegría y de motivación. Nos unimos en comunión de oraciones. ¡Descanse en Paz!

P. Alejandro Moral Antón

Prior General, OSA