Formación: Ejercicios Espirituales 2017-2018

Desde el domingo 10 de septiembre por la noche hasta el viernes 15 después de comer, se reunieron en ejercicios espirituales dirigidos por el Dr. D. José Román Flecha, los diecinueve profesos de El Escorial llegados en ese tiempo, con su formador P. Isidro de la Viuda, sintiendo la ausencia del P. Santiago Sierra por sufrir una operación en aquellos días y la ausencia de siete profesos más por razones ajenas a su voluntad. Asistían también los nueve profesos de Valladolid con el acompañamiento de los formadores PP. Domingo Natal, Nolasco Msemwa y Eugenio Alonso  con la ausencia  del P. Alexander Palliparambill por razones de oficio y de tres profesos por no haber podido llegar de su nación filipina. Vivimos la grata novedad de tener la compañía, por primera vez en los ejercicios espirituales anuales, de los cinco novicios con sus formadores PP. Pablo Rojas y José Luis Belver. Tuvimos un acompañante especial haciendo los ejercicios espirituales con nosotros, el P. Javier Antolín Prior Provincial de Filipinas.

El tema fue sobre la Bienaventuranzas, llevado magistralmente por el director de los ejercicios. Desarrolló una de las Bienaventuranzas en cada  meditación diaria de la mañana y de la tarde, con método dialéctico explícito del ver, juzgar y actuar. Acababa cada una acudiendo a ideas agustinianas y como colofón hacía la oración que tiene S. Agustín en el comentario de cada una de ellas. En  laudes y vísperas tuvo la amabilidad de motivarnos reflexionando sobre la “Lectio brevis” y en la Eucaristía hacía la homilía. Con la sabia doctrina, nos dio la oportunidad de vivir la interioridad agustiniana a plenitud teniendo en cuenta el yo y sus circunstancias. Finalizó con una dinámica de valores y antivalores de la realidad actual en la que hubo la máxima participación de los asistentes aportando ideas, con la particularidad de que todas las aportaciones sobre valores,  resultaron integradas en una u otra de las  Bienaventuranzas.

El clima de convivencia fue extraordinario, favorecido por la fraternidad de la comunidad de nuestros hermanos de Valencia de Don Juan.