CTSA Inauguración del curso 2018-2019

El día 9 de octubre de 2018, tuvo lugar en el Real Monasterio de san Lorenzo de El Escorial el Acto Académico de Inauguración del curso 2018-2019. La jornada comenzó a las 10:00 a. m. con la reunión del Claustro Académico, en la que participaron la dirección del centro, los profesores, y los representantes de alumnos. En ella se presentó a la nueva secretaria del Centro, Dña. Purificación Agnes y a los nuevos profesores. El Claustro recibió el calendario y los horarios para el nuevo curso; se confirmó el tema y los ponentes de las próximas Jornadas Agustinianas; por último, fueron elegidos los representantes de profesores a la Junta de Gobierno. Con los ruegos y preguntas habituales, el P. Director concluyó el primer Claustro Académico del curso, tras el cual, tuvo lugar la reunión por Departamentos de los profesores presentes.

A las 12:00 comenzó, en el Aula Magna, la magnífica ponencia del P. José Manuel Bengoa, OAR, sobre “Fray Agustín de Ildefonso y su teología mística”. Tras un breve paso por la vida de este agustino recoleto pudimos adentrarnos en su doctrina mística, es decir, el camino vital y experiencial de su propuesta para que el alma que ha sido herida por el Amor, dejadas las ataduras de la tierra, pecados, afectos desordenados e imperfecciones vuele a la unión de amor con Dios a través de la oración y la penitencia especialmente. Una doctrina con claras influencias sanjuanistas, pero con una incontestable identidad agustiniana. Como conclusión trató la pregunta acerca de la validez y actualidad de su doctrina, a pesar de no ser muy conocida. Contestamos afirmando su validez y que lo único que falta son testigos que se decidan a vivirla intensamente hasta llegar a la unión con Dios, fin último de toda vida humana.

Después, en torno a las 13:00 h., tuvo lugar la Eucaristía presidida por el M.R.P. Carlos José Sánchez Díaz, OSA, Prior Provincial de la Provincia Matritense. En su homilía nos exhortó a tener en Santo Tomás de Villanueva un ejemplo de santidad: fraile dedicado a la oración, al estudio y a los pobres, que preparaba con celo sus predicaciones y vivía muy austeramente. Siendo así que fue llamado por el Emperador Carlos V, para que predicara a la corte y fuera su confesor. No por propia voluntad, pues no lo deseaba, sino por santa obediencia, hubo de aceptar fray Tomás el nombramiento de Obispo de la diócesis de Valencia. En la que moriría en olor de santidad, sin ninguna de las riquezas que podría haber obtenido. Por último, nos animó a centrarnos en el estudio durante los años de formación, sin buscar excusas o distracciones a este nuestro principal cometido.

Por último, a las 14:30 h. tuvimos la comida fraterna en el refectorio, un momento para compartir con los hermanos y concluir así los Actos de Inauguración del curso.