Clausura de las XX Jornadas Agustinianas

CLAUSURA DE LAS XX JORNADAS AGUSTINIANAS 2017-2018

El Centro Teológico San Agustín como todos los años organiza unas Jornadas de reflexión que, con el paso de los años, se ha ido variando la temática, siempre manteniendo el tinte agustiniano como es característico del Centro. En el presente curso, 2017-2018, y con motivo del Sínodo de los Obispos, las Jornadas Agustinianas han rondando bajo el título de Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional. Dichas Jornadas se han celebrado en el Colegio San Agustín de Madrid de la calle Padre Damián 18, los días 3-4 de marzo. Con un amplio currículo en las ponencias os presentamos un breve excurso de nuestras Jornadas:

La primera ponencia titulada María y la vocación cristiana, a cargo del Dr. D. José Luis Cabria Ortega, decano de la facultad de Teología de Burgos, nos trazó las líneas de la vocación: gracia, fe y libertad. La vocación es una interpelación y proceso de decisión. Es necesario una voluntad libre, un conocimiento discernido y un afecto ordenado. La falta de libertad es fundamental para poder responder. ¿Qué quiero ser en mi vida y para qué? Entre llamada y respuesta es reconocer la llamada. Este proceso es largo y adecuado a cada persona. Pasa por una decisión de entrega voluntaria y un seguimiento de largo recorrido.

Proseguimos nuestras Jornadas bajo el título de Nueva conciencia y nuevas prácticas en la vida religiosa. Aporte desde la psicología analítica, a cargo del Rvdo. P. José Luis Martínez Martínez, OSA. Desarrolló su conferencia sobre Psicología en la vida religiosa como un aporte esencial de la psicología analítica, de los complejos o psicología profunda. Hizo un recorrido de la vida religiosa desde el pasado, pasando por el presente para proyectar la del futuro. Estamos ante una pérdida de memoria y de identidad, y debemos considerar la vida religiosa desde todos los puntos de vista que confluyen en ella. Es necesario tener en cuenta la visión holística e integradora. Con clara incidencia de lo humano. La Iglesia debe llegar a todos y a todas y a todas partes. Los creyentes siguen siendo mayoría en nuestra sociedad con respecto a increyentes, agnósticos y ateos. Debe estar atenta a todo lo que ocurre a la sociedad. Debe ofrecer respuestas a las personas concretas con sus cargas, que necesitan cercanía, atención y afecto.

Bajo el título de La adaptación de la comunicación pastoral a la era digital. Las redes sociales y páginas Web, Doña María del Camino Alonso-Ponga, profesora del ETA de Valladolid, licenciada en Periodismo y comunicación on line e institucional, nos hace su exposición. Nos adentró en el mundo de la comunicación, de la innovación de la era digital, pero no sustituye a la relación personal y cotidiana. Innovación o adaptación mediante la observación, entendimiento, con principios y enfoque para llegar a una nueva adaptación. Contenidos versus imagen. Nos llevó desde una pastoral juvenil proyectada sobre una pastoral digital. Es necesario la constancia en el trabajo y no olvidar el mensaje que hay que trasmitir. Saber que no siempre se tiene éxito, saber lo que se quiere hacer y al público al que nos dirigimos porque todos somos Iglesia.

Hay que establecer una pista para el diálogo y comunicación con el usuario. Insistió en que todos somos Iglesia. Twitter y Facebook e Instagram son las redes sociales más determinantes y tenemos que aceptar su estrategia. Hay que tener en cuenta las herramientas de análisis y programación para ayudar a conseguir los fines que pretendemos en la acción propia de la Iglesia. Es preciso conseguir una organización muy adecuada para llevar todo esto adelante y tener claro cómo podemos llegar a los más jóvenes.

La sesión de la tarde inició con la conferencia titulada Vocación: un tesoro en vasijas de barro, en la que el Dr. Rvdo. P. Carlos Martínez Oliveras, CMF, director del Instituto Teológico de Vida religiosa. La vocación es un tesoro que se lleva en vasijas de barro. Alcemos los ojos del alma, busquemos a Dios, una invitación de san Agustín. La fuerza de la vida consagrada es el aliento que nos brinda la Iglesia, entonces, ¿cómo presentar esta propuesta a los jóvenes? El Concilio Vaticano II invita a los jóvenes asumir su responsabilidad y tomar vida en la sociedad, siendo protagonistas siguiendo su misión y apoyando a la Iglesia, y el mundo que los rodea. Además, se invita a atender a los jóvenes, buscando una formación humana, política, social que les incite a trabajar por la construcción de la sociedad, pidiendo la colaboración de los medios de comunicación social, que ayude a los jóvenes a aspirar ideas concretas que les ayude a enfrentar la realidad. Los jóvenes deben convertirse en los apóstoles de los otros jóvenes, es una gran invitación por parte de los padres conciliares.

Realza que la pastoral vocacional debe ser una salida actualizando las palabras de Jesús, id, anunciad y haced discípulos; además, la pastoral debe ser siembra, buscando un encuentro con Cristo, que es decisivo y experiencial en el joven. Propuestas de unas coordenadas que configuran al joven: conexión – desconexión, estar conectados a Jesús, pero estos, están conectados de otras dimensiones, como las redes sociales, donde no se deja actuar a Cristo; la experiencia de la comunidad de jóvenes en el mundo; transformación y acomodación, donde no se toca el corazón.

Continuamos la tarde con La llamada del señor según el Santo Padre Francisco; Convicciones, desafíos y características, de la mano del Dr. Rvdo. P. Enrique Somavilla Rodríguez, OSA, director del Centro Teológico San Agustín. Fue trazando las líneas fundamentales sobre las convicciones de la Pastoral vocacional en nuestra Iglesia siendo necesarios tres pasos: Discernimiento vocacional, como importante, Pastoral juvenil como determinante y Oración como algo decisivo. A continuación, aventuró los desafíos de la pastoral vocacional en nuestra sociedad en los que recalcó tres aspectos muy dinámicos para poder desarrollarla adecuadamente: la confianza en nosotros mismos y en lo que realizamos, la lucidez para mirar con agudeza y de fe en los jóvenes y la convicción propia sea respuesta de lo que se narra y se vive desde nuestro interior. Pasó a exponer las características de la pastoral vocacional cono una pastoral diferenciada, narrativa, eclesial, evangélica, acompañada, perseverante y juvenil.

Finalizó su exposición manifestando que la Iglesia necesita de jóvenes comprometidos para que den testimonio del Señor Jesús, con su entrega generosa y estilo de vida auténtica. La Iglesia necesita jóvenes misioneros, que atiendan tanto las tierras de misión y lleven la luz de la fe a los pueblos que aún no conocen a Cristo, como en aquellas otras que necesitan de una nueva y fuerte reevangelización.

Para concluir el día, y como novedad este año, inició una mesa redonda sobre el tema de estas XX Jornadas Agustinianas. Participaron activamente la Rvda. Sor Cecilia Torres Borrás, OSA, del convento de Nª. Sª. de Mirambel de Benicasim (Castellón); los RR. PP. Eleuterio del Dujo Martín, OSA, de la Comunidad de Talavera de la Reina, Consejero de Formación y Vida religiosa de la Provincia de España y capellán del convento de san Ildefonso y Víctor Fernández Santos, OSA, Consejero de Pastoral de la Provincia de Castilla, Prior y director del Colegio Mayor san Agustín de Madrid, junto a los RR. Fr. José Antonio Cañizares Ortiz, OSA y Benancio Abel, Ortega Ortega, OSA, estudiantes de Teología y agentes de pastoral de Colegio y parroquia; actuando de coordinador de la mesa fray Enrique Gómez García OAR, que nos transmitieron la vivencia de la vocación en nuestro tiempo. Al día siguiente, domingo, día 4 de marzo, a las 9:30 h celebramos la Eucaristía presidida por el Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Raúl Cecilio Berzosa Martínez, obispo de Ciudad Rodrigo (Salamanca). En su homilía nos trazó las líneas evangélicas más significativas del día de hoy. A continuación, prosiguió su participación en las Jornadas Agustinianas con la ponencia titulada Jóvenes, fe y acompañamiento vocacional. Retos y propuestas evangelizadoras ante el nuevo Sínodo. Proponía algunos ejemplos de los jóvenes del siglo XXI: ninis, urbanitas, internautas, cibernautas, millenians, donde se destaca la individualidad, una vida digitalizada, donde no distinguen el día ni la noche, ni el trabajo con el hogar: son jóvenes líquidos, de emociones, no de sentimientos. ¿Cómo es la generación millenians, selfie? Estos jóvenes se destacan por ser los primeros nativos de las redes sociales. Estos jóvenes de hoy son afectivos, extremistas, poco angustiados por el trabajo, tolerantes y amorales, sin educación en valores fuertes, aislados en sus tecnologías, admiran el voluntariado, tratan de mejorar el mundo, con un pluralismo caótico, menos independientes. Con ello, se abre la puerta para entrar al Sínodo, que busca que el joven sea acompañado y evangelizado, que sienta la presencia de Dios.

Concluimos las XX Jornadas Agustinianas con la última conferencia bajo el nombre de Volver al origen: Casiciaco, del Rvdo. P. Santiago Sierra Rubio, OSA, Coordinador del equipo de Formación de la Comunidad San Agustín, en el Monasterio de san Lorenzo de El Escorial (Madrid). Nos presentó el sentido de la vuelta a Casiciaco en San Agustín. Es clave en su vida, porque es clave este lugar; será donde nace su filosofía, nueva pedagogía, donde nace la comunidad, el proyecto de vida consagrada y uno de los puntos más importantes para nosotros, su espiritualidad. En el aspecto que, como agustinos, nos interesa, el obispo realza la intelectualidad en actitud dialogada, el trabajo desde la simplicidad del campo y la oración como la máxima plegaria a Dios; no menos importante para él son sus coloquios o reuniones, trampolín siempre para poner en práctica los puntos anteriormente mencionados. La comunidad Casiciaco será para Agustín el centro de la interioridad y la unidad. Nuestro Centro, afiliado a la Universidad Pontificia de Salamanca, trata de hacer posible a diario el encuentro entre profesores y alumnos, no sólo en lo que respecta estrictamente al plan curricular académico, sino también en las dimensiones humana, religiosa y eclesial vividas por todos. Asimismo, estas Jornadas son un claro reflejo de la labor que los agustinos en España, llevan adelante en el campo del apostolado intelectual, no sin dificultades, con los demás estamentos de la sociedad que impulsan, promueven y llevan a cabo en el ámbito de la docencia universitaria.

P. Enrique Somavilla Rodríguez, OSA – Director del Centro Teológico San Agustín

 

Canal youtube: https://www.youtube.com/channel/UCDwzvGxE5v5t2ieo0ptT7hQ